¿Por qué mi perro vomita amarillo? Causas, tratamiento, remedios caseros y mucho más

Entre las muchas cosas raras que nuestro perro hace, podemos notar que con frecuencia o en ocasiones ellos vomitan amarillo, a nosotros puede llegar a alarmarnos, pues en las personas tener vomito puede ser la respuesta a alguna enfermedad y creemos que lo mismo sucede con nuestros perros.

Queremos aclarar que el vómito en todos los perros y razas, es completamente común, aunque puede haber coloraciones en este que nos podrían indicar alteraciones en el cuerpo del perro. Pero el color amarillo en el vómito no es algo por lo que debamos alarmarnos, este es común, aunque si llegase a presentar otros síntomas hay que visitar al veterinario.

En este artículo queremos contarles las razones por las que nuestra perro puede estar vomitando con esta tonalidad y en qué momento esto podría ser motivo de consulta con el veterinario, además de dar algunos consejos sobre qué debemos hacer en caso que nuestro perro haga esto.

¿Por qué mi perro vomita amarillo?

Se conoce como una patología que se da cuando el estómago del perro está vacío. De hecho, este no tiene a ser líquido, comúnmente es como una especie de espuma amarilla, en ocasiones puede ser viscosa. Dicha espuma es bilis, esta es expulsada por la vesícula biliar del perro y que se encarga de eliminar las toxinas que se encuentren en el estómago.

Los perros pueden vomitar esta bilis cuando el estómago este vacío, que puede producirse por no comer en un largo tiempo. El tiempo dependerá de la raza, el tamaño y la dieta que le tengamos a nuestro perro, pero hay ocasiones en las que el estómago vacío no es la causa principal.

Si cuando vemos el vómito y encontramos algún elemento diferente a su dieta es normal, pues es una reacción del cuerpo para poder expulsar este pseudoalimento. Como lo dijimos en el artículo de las razones por las que comen pasto, ellos suelen realizar esta actividad para purgarse, pero no siempre puede ser por esto.

Pero también podemos encontrar algunas enfermedades que pueden producir este vómito amarillo, aunque nuestro perro se esté alimentando acorde a la diera. Antes de auto diagnosticar a nuestro animalito, debemos llevarlo donde su veterinario de cabecera para que nos resuelva las dudas que tengamos al respecto.

Causas del vómito amarillo en perros

La bilis normalmente se encuentra ubicada en el intestino delgado del perro, pero en ocasiones como las que hemos nombrado anteriormente, este líquido es forzado a salir por la boca del perro. Esto se conoce como síndrome de vómitos biliosos, lo que quiere decir que cuando el tracto alimenticio no está en funcionamiento, los intestinos y el estómago aprietan lo que este dentro de ellos.

Dicho líquido, tiene una composición ácida para cumplir su función de purificar, por lo que, al ser estrujado, irrita las paredes de los órganos y da como resultado el vómito amarillo. Este no debe ser causa de preocupación, pues es la respuesta a falta de comida en el estómago.

Si hablamos de los perros jóvenes, no es problema ya que su sistema es fácilmente adaptable a los cambios, pero cuando sucede en perros mayores o de edad media puede ser un síntoma de alguna enfermedad de gravedad u otro mal.

A lo que nos referimos es a la aparición de úlceras en el intestino, algún cáncer, presencia de inflamaciones o alguna clase de parásito en el organismo del perro. Si se presenta alguno de estos casos, se debe ir de forma inmediata al veterinario para que podamos tratar la enfermedad de manera correcta.

Vómito amarillo en cachorros

Todos los perros que vomitan están perdiendo fluidos y que, si no toleran la comida o el agua, va a ser muy difícil que se repongan, lo que quiere decir que se pueden deshidratar, esto supone una grave complicación y que en cualquier grado puede llevar al perro a la muerte. Los cachorros son bastante vulnerables, esto quiere decir que ellos se pueden deshidratar las rápido que un perro adulto.

Los perros mayores o que tengan problemas de salud también son muy propensos a deshidratarse y en estos casos no hay que dudar contactar al veterinario.

Algunas enfermedades asociadas al vómito amarillo

Como lo hemos dicho, que nuestro perro vomite de este color no debe ser una señal instantánea de alarma, pero si presenta otros síntomas junto con este debemos acudir al veterinario para evitar algunas de las siguientes enfermedades:

Acidez

El vómito de color amarillo puede ser un síntoma de que nuestro perro tiene acidez estomacal, que se siente un ardor que sube hasta la garganta, algo muy parecido a lo que sucede con los humanos. Por ello el vómito es la respuesta a dicha sensación, el organismo encuentra la forma de aliviarse expulsando la sustancia que lo está afectando.

Pancreatitis

Esta es la alteración del páncreas para poder generar enzimas. Esto hace que se dificulte la digestión de algunos elementos. Generalmente grasas. Con el vómito vienen otros síntomas como: dolores abdominales, deshidratación, fiebre y dolores de cabeza.

Enfermedades hepáticas

Puede ser alguna alteración en el hígado del perro y que se puede causar por varias razones que presentaremos en otro artículo. Dichas alteraciones se suelen presentar con otros síntomas y uno de los más frecuentes es el vómito.

Respuesta a objetos no comestibles

Sabemos que nuestros perros tienen la costumbre de ingerir ciertas cosas que son bastante extrañas. Esto puede suceder aún más en perros con ansiedad o cachorros, pues sabemos que son amantes a llamar la atención. Por eso cuando intentan ser nuestro centro de atención ingieren elementos indebidos. Por eso si cuando revisamos el vómito vemos el objeto que comió entonces no debemos preocuparnos, ya hallamos la razón de su acción.

Mi perro vómita amarillo con espuma

En el mayor de los casos, cuando nuestro perro vomita espuma amarilla, puede significar que él tiene el estómago vacío. El color amarillo viene de la bilis, este es un líquido digestivo producido en el hígado que luego se acumula en la vesícula biliar y finalmente se libera en el intestino delgado debajo del estómago.

Un perro podría vomitar espuma amarilla solo porque tiene el estómago vacío y esta bilis suele ser irritante. Una forma de evitar que tu perro tenga esta clase de vómito, aunque este sano, comiendo y haciendo sus necesidades de forma normal es disminuir el tiempo que esta sin comer. Aunque esto no significa que tenga que comer más, lo que se puede hacer es separar las raciones en dos o tres comidas pequeñas pero frecuentes.

Lastimosamente, también se conocen algunas condiciones médicas que pueden ocasionar el vómito con el estómago vacío, llamar al veterinario puede ser una buena opción si notas que tu mascota tiene este problema.

Si notas que tiene pasto en el vómito ya conoces la respuesta, por lo tanto, lo mejor es alejarlo de esto un tiempo hasta que el vómito desaparezca.

Si presenta otros síntomas aparte del vomito como pérdida de apetito, diarrea, letargo, coloraciones amarillas en piel, ojos y encías es urgente llevarlo al veterinario. El problema puede ser por un cambio repentino en la dieta, estrés o efectos secundarios de algún medicamento. Aunque también puede ser algo un poco más grave como alergias, parásitos, enfermedades en el hígado, toxinas, pancreatitis y otras más. Cuando hay algún cuerpo extraño, se puede llegar incluso a una cirugía de emergencia.

Perro vómita amarillo con diarrea

En ocasiones, los perros pueden vomitar con diarrea. La causa puede ser una enteritis infecciosa aguda, lo que significa que se pueden desencadenar virus o bacterias, incluso en el peor de los casos puede darle el temido parvovirus canino, aún más si se habla de un perro sin vacunas. que pueden desencadenar bacterias o el temido virus del parvovirus canino. También puede haber algunas intoxicaciones que pueden ocasionar síntomas como los nombrados anteriormente.

Podrás notar que repentinamente tu mascota vomita amarillo, no quiere comer, tiene fiebre, se encuentra apático lo que podría llevarlo a la deshidratación. También puedes notar que la diarrea y el vómito pueden contener sangre. En caso de que esto suceda, el único que puede iniciar el tratamiento adecuado es un veterinario.

Perro vómita amarillo y no quiere comer

Si ves que tu perro tiene los dos síntomas del título y a parte se encuentra más decaído de lo normal, es inevitable que vayas y consultes al veterinario. La bilis proviene del sistema gástrico, lo que quiere decir que, si no es solo un reflujo ácido, podría indicar problemas en el hígado o páncreas.

En caso de que sea alguna de estas últimas, la tonalidad amarilla no solo será en el vómito, también podrás notarlo en sus ojos, muy parecido al síntoma de hepatitis en los humanos. Se han notado en algunos casos la presencia de parásitos que se asocian con el vómito.

El vómito también se puede deber a efectos secundarios de alguna vacuna que su cuerpo no asimiló de la mejor forma. Que no coma ni tome nada puede traerle un gran problema de deshidratación, hay que tener claro que los perros son bastante frágiles y debemos tener cuidado con estos síntomas por su bienestar.

Mi perro vómita amarillo y huele muy mal

El vómito puede oler mal por alguna de las siguientes razones: que tenga algún tipo de alimento, algún tipo de moco, que tenga pasto, que tenga bilis, que sea hemático o que tenga heces.

Cuando el vómito huele a heces o tiene estas puede significar que tiene un cuadro obstructivo. Este tipo de obstrucción se puede dar por las siguientes causas: estreñimiento pertinaz, impactación de cuerpos extraños, íleo paralítico, invaginación intestinal y dilatación o torsión gástrica.

Puede que el cambio en la dieta también le genere estos vómitos, pero si tu perro tolera la dieta será parte del tratamiento con el fin de que se administren menos cantidades de comida varias veces al día y que tolere una baja en grasa, fibra y proteínas que se digieren fácilmente.

Mi perro vómita amarillo continuamente

Que tu perro vomite constantemente es motivo de consulta al veterinario, pues se pueden tener enfermedades como la pancreatitis u obstrucciones intestinales. Si estos vómitos no paran aun cuando lo dejas en ayuno, debes obligatoriamente llevarlo al veterinario.

Una enfermedad que también se puede asociar a estos vómitos continuos es la peritonitis, que es la inflamación de la cavidad donde están ubicados los órganos abdominales. Se produce porque algunas sustancias como bilis, heces, enzimas, etc., se introducen en dicha cavidad como resultado de unos trastornos como torsión o dilatación, úlceras perforadas, pancreatitis aguda, rotura de vejiga y otras más.

La peritonitis puede ser generalizada o localizada, en cualquiera de los casos debe ser una urgencia veterinaria. Entre los síntomas de esta podemos encontrar vómito amarillo, baja en su estado de ánimo, mucho dolor en la zona del abdomen y endurecimiento del mismo. En un estado más avanzado de la enfermedad, el perro se puede deshidratar, tener respiración acelerada y palidez en las mucosas a causa de la baja temperatura corporal.

En cualquier ocasión de debe atender inmediatamente para evitar que el perro muera. Su tratamiento es generalmente estabilizar al perro, colocar fluidos y hacer una exploración quirúrgica. Otra enfermedad relacionada puede ser la pancreatitis, que es la inflamación del páncreas, algunos de sus síntomas pueden ser dolor abdominal, debilidad, diarrea, vómitos y deshidratación. También, es habitual que cuando se recueste en el piso pegue su pecho y se levante la grupa.

El perro puede morir y los que sobreviven en algunos casos quedan con daños en el páncreas o pueden llegar a sufrir nuevamente la enfermedad. El tratamiento consta de antibióticos, ayuno, fluidoterapia y analgésicos. En ocasiones se debe recurrir a la cirugía y después de ella es recomendable tener un control en peso y administrar las comidas en menores raciones, pero más continuas y pegarse de la dieta prescrita.

¿Qué hacer si mi perro vomita amarillo? (Tratamiento)

Ya nos dimos cuenta que los vómitos amarillos en los perros tienen numerosas causas, por eso debemos tener presente que es necesario contactar al veterinario, pues este es el único modo de conocer un diagnóstico certero.

Hay que tener presente que únicamente los casos leves se pueden tratar en casa, pero solamente si es un perro adulto sano, no tenga otros síntomas o si los tiene que no empeoren. Para los casos más graves, es necesario realizar fluidoterapia, hacer uso de antibióticos, analgesia o incluso cirugía. La realización o uso de estos serán luego de realizar exámenes y pruebas que pueden ser analíticas, ecografías o radiografías.

Si decidimos ir al veterinario y nos descartó alguna enfermedad, se puede comenzar por la cantidad de comida que le estamos dando. Si él solo come dos veces al día, intentemos subirle una ración más para saber si el problema se resuelve. También podemos separar la comida en varias raciones diarias.

Otra opción es cambiar la comida por una que, en vez de aportarle grasas, le dé más proteínas para evitar que le dé pancreatitis. Hay una dieta que se conoce como BARF que está pensada justamente para evitar daños en el organismo de nuestro perro. También, debemos cambiar la mentalidad de que la comida cara le aporta más. En ocasiones estas podrían ser las causantes de alguna enfermedad.

Mi perro vomita amarillo remedios caseros

Si se tiene un perro adulto sano, el vómito amarillo se puede tratar en casa siempre y cuando sea leve y con las siguientes recomendaciones:

  • Se debe dejar reposar el sistema digestivo del perro como máximo 12 horas. Una opción es darle cubos de hielo cada 3 o 4 horas.
  • En caso de que no vomite debes probar dándole agua, puede ser un cuarto o medio dependiendo del tamaño del perro. Se le puede dar cada dos o tres horas. En caso de que le quieras dar un preparado isotónico lo mejor es consultar al veterinario, los de humanos no son recomendados para ellos.
  • Para reiniciar la comida sólida, se debe hacer con productos como arroz o papa cocida, carne picada cocida y todo esto sin grasa, cebolla o sal. Para tomar le puedes brindar el caldo del arroz o del pollo que se haya hecho y muy importante dárselas en pequeñas cantidades varias veces al día.
  • A medida que el perro se vaya recuperando, la cantidad de alimento podrá ir e aumento considerablemente.
  • Luego de unos días debemos mezclar con su dieta normal.

Cabe recordar que estos remedios deberán ser usados únicamente cuando el caso de tu perro sea de poca gravedad. Si notas que estos vómitos amarillos persisten o están acompañados de otros síntomas, lo mejor que debes hacer es llevar a tu mascota al veterinario y no intentar sustituir el tratamiento por algún remedio.

Finalmente, cuando veas a tu perro hacer este tipo de cosas, lo primero que debes hacer es revisar el vómito y no alarmarte por lo que puedas encontrar en él. Si no te sientes seguro de que haga esto, llévalo al veterinario para que te pueda aclarar dudas y aconsejar para aliviar a tu mascota.

Este artículo es únicamente informativo, en The Dog Smile no tenemos la facultad de recetar algún tratamiento veterinario o realizar algún diagnóstico. Por eso, te invitamos a que en cualquiera de los casos nombrados asistas donde el veterinario por cualquier condición o malestar.

Autor: Stefania Herrera Sanchez

Visita nuestro canal de YouTube. Te va a encantar! https://www.youtube.com/thedogsmile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.